Asociación para el Desarrollo Rural de la Montaña Central de Asturias

Estás en: El Consorcio » Noticias » La universidad propone bancos de tierras y pastos para dinamizar la zona rural


 

La universidad propone bancos de tierras y pastos para dinamizar la zona rural

La universidad propone bancos de tierras y pastos para dinamizar la zona rural<br/>
La jornada promovida por el Grupo de Desarrollo Rural Montaña Central de Asturias tuvo gran afluencia de público
20-02-2018
Crear bancos de tierras y pastos permanentes. Esta es la propuesta que parte desde la Universidad de Oviedo con el objetivo de regenerar la zona rural de la comarca del Caudal y que ayer trasladaron en Campomanes (Lena) los investigadores del Observatorio del Territorio David Olay Varillas y Daniel Herrera Arenas. Ambos participaron en la jornada "Bancos de Tierras como dinamizadores del medio rural y de creación de empleo", una iniciativa organizada desde el grupo de desarrollo rural de la Montaña Central y donde también se pusieron sobre la mesa algunas experiencias de éxito realizadas en El Bierzo (León) y Luciana (Ciudad Real).

Los investigadores comenzaron su conferencia aludiendo a los principales problemas de la comarca, centrados en la pérdida y envejecimiento de la población, así como el descenso de la actividad. David Olay Varillas explicó que el proceso de envejecimiento de la población "tiene una trascendencia más allá de la estructura de la población, porque también transforma el paisaje, las estructuras económicas, se pierde patrimonio cultural y biodiversidad". El experto esgrimió que la población del Caudal "vivió un aumento hasta los años 60, pero desde entonces hasta nuestros días fue cuesta abajo, con una pérdida de hasta el 40 por ciento". La tendencia, como apuntó, "es constantemente negativa".

Ahondando en los datos, Olay Varillas señaló que en la comarca "hay 225 núcleos de población que están deshabitados, y entre 600 y 700 de ellos tienen entre uno y cincuenta habitantes". Ante esta cruda realidad, el investigador explicó que los territorios "tienen que prepararse para la llegada de una población envejecida que va a necesitar servicios distintos a los que ahora se ofrecen". Esto, como apuntó, "es un problema, pero también una oportunidad, ya que surgen así nuevos nichos de empleo como también está ocurriendo en distintas partes de Europa".

Ganadería

Daniel Herrera Arenas se centró en la actividad agroganadera en la comarca. En este sentido, expuso que la zona "ha perdido un 37,2% de las explotaciones de ganado bovino en los últimos dieciséis años". Estos datos son de media, pero hay concejos como Ribera de Arriba, donde la pérdida es del 55%. Las explotaciones bajan, pero no en la misma medida la cabaña ganadera, cuya caída se sitúa en el 8 por ciento. El experto destacó que concejos como Aller y Lena "han mantenido el número de cabezas de ganado, con lo que nos da a entender que cada vez hay menos explotaciones pero el tamaño de éstas es mayor". Otro aspecto destacado por el investigador es la edad de los ganaderos. "El 60 por ciento de los propietarios tiene una edad superior a los 55 años, lo que nos da como conclusión de que hay un grave problema, que no hay un relevo generacional, y es de difícil solución".

¿Y cómo afecta esto al paisaje? Herrera Arenas mostró unas fotografías del mismo terreno en la Montaña Central pero de diferente año, partiendo desde 1970 hasta 2015. En la primera de las imágenes se reconoce un paisaje de ganaderías con la delimitación de las parcelas, pero en las siguientes esto se va desdibujando y se aprecia el abandono de la actividad llegando la naturaleza incluso a tomar las cabañas que antes se apreciaban en el paisaje. "Es un problema de difícil solución, aunque pensamos que la respuesta no está con una única acción, sino con un conjunto de actuaciones que atenúen la situación", destacó el investigador. Propuso algunos ejemplos, como el desarrollo de mecanismos que contribuyan a clarificar la propiedad de los terrenos, actuaciones para recuperar superficies susceptibles de ser convertidas en pastos permanentes, dotar de suficiente cobertura legal a los instrumentos de permuta y cesiones de uso de tierras, incentivar el cultivo en los suelos de vega y aquellos con alto potencial agroecológico, impulsar la puesta en valor de los terrenos sin aprovechamiento o infrautilizados, mejorar el aprovechamiento de los montes de utilidad pública, impulsar procesos de concentración parcelaria y mantener los sistemas silvopastorales de alto valor natural como práctica de pastoreo extensivo, tradicional y estaciones en montes colectivos.

Iniciativas de éxito

Entre estas propuestas, una de las iniciativas que más éxito han tenido son los bancos de tierras que, como explicó el gerente de grupo de desarrollo, José Ramón Diéguez Roces, "se basan en la confianza que tiene el propietario de los terrenos y cómo cederlos para que la gente joven pueda desarrollar en ellos iniciativas empresariales". De hecho, la intención de la Montaña Central "es poner en marcha esta iniciativa porque tiene muchas posibilidades de desarrollo". De ahí que se invitase a las jornadas al alcalde de Luciana, Dionisio Vicente, así como al ingeniero agrónomo Borja García, para que relataran las experiencias que han tenido en Ciudad Real y El Bierzo.

Las jornadas fueron inauguradas por la alcaldesa de Lena y presidenta del grupo de desarrollo, Gema Álvarez Delgado, que remarcó la necesidad de "facilitar y poner medios para el acceso a la tierra para que sea un germen de nuevos emprendedores agrarios, ya que disponemos de mucha gente joven para ello". Así, puso como ejemplo alguna iniciativa apoyada desde la Montaña Central como una granja de huevos camperos en Lena. Participaron en las jornadas Javier Hernández Blanco, secretario técnico de la Red Terrae; David Villar García, del centro tecnológico CTIC; y Antonio Díaz, representante de Caja Rural.

Fuente: La Nueva España















leader  feader     Ministerio de agricultura     Gobierno del principado de Asturias    caja_rural